Inicio del “curso” con voces de #STOPTTIP (Spanish and English Version)

agosto 24, 2015 § Deja un comentario


 

STOPTTIP1  StopTTIP2_large-1000x288  STOPTTIPstopp-ttip

Estimados seguidores, fieles u ocasionales, activistas de causas justas y queridos amigos:

Desde la asociación alemana Stop TTIP, organizada por movimientos de la sociedad civil, acaban de mandarme este nuevo boletín de su revista monográfica teórico-práctica sobre el #TTIP.

Aquí os dejo el enlace: http://www.newsletter-webversion.de/?c=0-8hqh-ba5kou-ed5

Como la mayoría de vosotros ya sabréis a estas alturas, el #TTIP, o Tratado Transatlático de Libre Comercio e Inversión, conocido por sus siglas en inglés TTIP, que significan Transatlantic Trade and Investment Partnership, es un Tratado internacional que se está negociando en secreto por los poderes fácticos que rigen el mundo (Club Bildenberg, logias masónicas, institutos en la sombra y “think tanks” de nula legitimidad democrática, auspiciados por las grandes corporatocracias atlantistas, y un largo etcétera. Inspirado en el Tratado de Libre Comercio entre los Estados Unidos de América, Canadá y México, es una versión altamente “mejorada” que incluye la subordinación jurídica de los intereses de los ciudadanos a los de las multinacionales, previendo tribunales arbitrales que serán los encargados de resolver los conflictos que se derive de una “mala praxis” en la ejecución del Tratado, es decir, de cualquier obstáculo, aun justificado, que impida la finalidad manifiesta por el mismo “la liberalización del comercio”, pero que en realidad incluye una finalidad latente y auténtica, como es el mantenimiento del “status” quo de los acuerdos colusorios secretos de las grandes multinacionales.

Todo ello redunda en una pérdida de soberanía económica y judicial en todo lo que tiene que ver con el “libre” comercio. Los Tribunales de Justicia nacionales -salvo quizá los norteamericanos, si a algún ácrata republicano o demócrata le da por invocar la inconstitucionalidad de los Tribunales establecidos por el Tratado-, ya no serán competentes, o estarán subordinados a las decisiones tomadas por Tribunales supuestamente “técnicos” especialmente establecidos para proteger los intereses de las grandes corporaciones. Estas grandes preguntas son las que me gustaría ver incorporadas a los debates de la izquierda “posibilista”, como la del PSOE, en orden a promover un modelo de sociedad europea y transatlántica basada en la economía social de mercado y el respeto mutuo de ambos sistemas sociales -el europeo, si es que puede definirse algo así, más social, y el sistema de capitalismo extremo estadounidense-, en lugar de ver a Pedro Sánchez lucir tipo con camisas de verano mientras declara “por lo bajini” que ha aceptado la invitación para acudir al Club Bildenberg. No sé Ustedes, pero si a mí el diablo me invitara aunque fuera a tomar té, no iría, ni aunque fuese para enterarme de lo que pasa en la dirección del infierno, o lo que él me quisiera contar, pues las personas decentes sabemos que el diablo -pero, sobre todo, los humanos mas poderosos del Planeta-, no pueden mantener su poder sin la mentira ni la manipulación.

 

Fdo.: Dr. Pablo Guérez Tricarico

Doctor en Derecho penal y Filosofía jurídica

Ex Profesor de Derecho Penal de la Universidad Autónoma de Madrid y del Colegio Universitario “Cardenal Cisneros”

Colegiado ICAM 97.901

Socio y colaborador del diario digital infolibre

En situación legal de desempleo e inscrito en el Servicio Público de Empleo de la Comunidad de Madrid como demandante activo de empleo, desde el 28/7/2011, actualmente sin percibir ayuda social alguna, pública o privada. 

@pabloguerez

 

 

Dear followers, faithful or occasional, activists supporting just causes and dear friends:

From the German association “Stop TTIP”, organized by civil society movements, I have just become this newsletter of the theoretical and practical monographic magazine about #TTIP.

Hear is the link: http://www.newsletter-webversion.de/?c=0-8hqh-ba5kou-ed5

As most of you already know by now, the #TTIP or Transatlantic Trade and Investment Partnership is an international treaty that is being negotiated in secret by the powers that rule the world (Club Bilderberg, Masonic lodges, institutes in the shade and “think tanks” with zero democratic legitimacy, sponsored by big Atlanticist corporatocracies, and so on). Inspired by the Free Trade Agreement between the United States of America, Canada and Mexico, TTIP is a highly “enhanced” version including the legal subordination of the interests of the citizens on the interests of the multinationals, foreseeing arbitration tribunals that will be responsible for resolving conflicts arising from a “malpractice” in implementing the Treaty, that means, to remove any obstacle, even justified, to prevent the purpose manifested by the Treaty for “trade liberalization”. But the real purpose of the Treaty is the maintenance of “status quo” of secret collusive agreements between the biggest corporations.

All this leads to a loss of economic sovereignty and justice in everything that has to do with “free” trade. The national Justice Courts -except perhaps American courts, as could be the case that the legislation of TTIP was declared unconstitutional on the basis of an initiative procceding from a right-wing as well left-wing US citizen anarchist. Anyway, since the moment TTIP will de approved, National Courts of Justice will be no more competent, or be subject to decisions made by courts supposedly “Technical” established by the Treaty, specially designed to protect the interests of biggest corporations. These are the big questions I’d like to see incorporated into the discussions of a “possibilist” left, as the Spanish PSOE, in order to promote a model of European and transatlantic society based on social market economy and mutual respect of both systems -the European, if something like that can be defined, more “social”, and the American system of extreme capitalism-, instead of seeing Pedro Sanchez showing beauty summer shirts while declaring he has accepted the invitation to attend the Bilderberg Club. I do not know about you, but if the devil would invite me even for a cup of tea, I would not go, nor even to find out what happens in the direction of hell, or what he wants me to tell, just because decent people know that the devil -but, above all, the most powerful humans on the planet, cannot maintain their power without lies and manipulation.

 

Signed by: Pablo Guérez, PhD

Doctor of Juridical Science

Ex Professor of the Autonomous University of Madrid and the Universitary School “Cardenal Cisneros” of Madrid

Attorney at Law

Partner, supporter and collaborator of the digital newspaper infolibre

In legally state of unemployment and registered with the Public Employment Service of the Region Madrid as an active job applicant, since 28/7/2011, currently without receiving any social assistance, public or private.

@pabloguerez

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Carta abierta a Cristina Martín Jiménez, especialista en el Club Bilderberg

mayo 26, 2014 § Deja un comentario


 

Imagen

 

Estimada Cristina:

 

Soy un profesor de derecho penal en paro desde hace ya casi tres años que, como muchas personas -incluyendo personas hipercualificadas-, está sufriendo en mis carnes y en mi espíritu los efectos devastadores de la crisis. Ojalá muchos comprendan que la crisis ha sido ideada por personas muy poderosas para mantener e incrementar su poder sobre las clases medias, a las que han degradado a clases medias empobrecidas; de las clases bajas ni hablamos. Pero, ante todo, soy un ciudadano culto y comprometido con el mundo que me rodea, haciendo mío el lema humanista de Terencio “nada de lo humano me es ajeno”.

 

Mi interés por el Club Bilderberg viene de lejos, aunque, dado su hermetismo, se necesitan investigaciones serias como la tuya para entender su alcance. No me considero ni partidario ni detractor de las teorías de la conspiración -me preocupa fundamentalmente, en el plano del control de las mentes, el papel del movimiento “New Age”, que ya fuera preconizado a principios de los años 40, o incluso antes, en las sociedades teosóficas de principios del siglo XX, así como el auge de los movimientos neognósticos, que no hacen otra cosa que “drogar intelectualmente” a una buena parte del sector de la población y de los movimientos sociales que podrían contribuir a constituir un “progresismo sociológico” preocupante para el Poder, desviándolo hacia un limbo de los justos neohippie-.

 

Ante todos estos fenómenos, como investigador por vocación, mi actitud es la de la parsimonia científica de Ockham, y su principio más conocido de que, a igualdad de condiciones, la explicación más sencilla tiende a ser la verdadera. Tengo mis creencias religiosas cristianas, que considero complementarias de mi actitud científica popperiana, en el sentido amplio. Ahora me considero antisistema, en el sentido etimológico de la palabra, al igual que radical, en el mismo sentido. Por eso me interesa todo lo que tiene que ver con el Club Bilderberg que sea hecho con seriedad, no desde las teorías conspiranoicas que solamente buscan popularidad en YouTube y que yo no tardaría en descalificar -aunque me equivocara-, de teorías propias de “falsos profetas”.

 

Escribo esto en estos momentos, tras un período de relativa inactividad en la red, porque la debacle en las elecciones europeas de las fuerzas políticas tradicionales me ha reflexionar de nuevo sobre el tema de los demás amos del mundo. Sé que, como diría Obi Wan Kenobi en “La Guerra de las Galaxias” -disculpa la cita pseudofriki, pero la saga de Lucas contiene un pensamiento, como bien sabrás, para nada nuevo y deudor de varias tradiciones filosóficas y religiosas orientales-, no nos pasará nada por hablar de esto, sencillamente porque “no somos importantes”. Los verdaderos maestros zen saben que, además, cuando uno no tiene nada es cuando se hace más fuerte, porque no tiene nada que perder. Por ello me gustaría estrechar contactos contigo y con tu obra, en orden a concienciar más a la población de una manera cercana y realista.

 

No quiero concluir este comentario sin hacer referencia a una organización mucho más antigua que, seguramente, esté dentro y por encima del Club Bilderberg. El nuevo orden mundial no nace como proyecto con la caída del Muro y con el final de la Guerra Fría, sino que se trata de una meta perseguida desde hace mucho, mucho tiempo. Por mi parte, sólo es una corazonada, aunque mi actividad investigadora, sobre Derecho penal, medicina y bioética -algo tan aparentemente alejado de temas políticos-, así como mi actividad parainvestigadora -lo que no ha impedido que haya profundizado en los orígenes de la medicina y en su distinción respecto de la magia, el ocultismo y el hermetismo, frente a la luz de las religiones “exotéricas”-, me han llevado sobre la pista de que es cierto que la innombrable organización de arcos, compases y ojos que todo lo ven es la que mueve los hilos de la “sacrosanta” Economía, la “ciencia-de-las-ciencias” en la configuración social mundial post-postmoderna, por encima del Club; o más bien sus personas son movidas por ella y por el Poder, que actúa como una droga o como una fuerza maligna, pues más se tiene y más se quiere; la manipulación de los ciudadanos en formas sutiles de control del estímulo de la oferta y la demanda, incluso en términos económicos (Chomsky, 2003) es algo real, que hace que la realidad del “Mundo Feliz” de Huxley y su “soma” para anonadar a los ciudadanos aparezca cada vez como algo más factible. Por eso mismo, en lo que no tenemos que caer los que denunciemos “poderes en la sombra” es en el halo de ocultismo y ocultación que ellos mismos utilizan, empleando los mismos artificios que ellos. Te felicito porque, por lo poco que he podido conocer de tu obra, tú no lo has hecho. El poder -si alguna vez estuvo en él, y lo estuvo al menos en mayor proporción de la que está ahora-, debe volver a la gente, al menos, a los niveles que estuvo en los países más democráticos antes de 2011, antes de 1989. Por ello estoy dispuesto a colaborar contigo para compartir esfuerzos y concitar colaboraciones, incluso entre formaciones políticas, para que lo expresado magníficamente por la X enmienda a la Constitución Federal de la primera potencia mundial, aunque ésta fuera fundada por los señores adoradores del Gran Arquitecto, enseña, y que expresa una regla de poder ciudadano “desde abajo” que debería dar sentido al principio de subsidiariedad declarado en el Tratado de la Unión Europea: “Todo el poder que no pertenezca a la Federación, o a los Estados, pertenece al pueblo” (Constitución de los Estados Unidos de América, Bill of Rights, X Enmienda), 1787. Disculpa lo largo del mensaje.

 

Con el mayor respeto y admiración,

 

Fdo.: Dr. Pablo Guérez Tricarico

@pabloguerez

pabloguerez.com

 

 

¿Dónde estoy?

Actualmente estás explorando las entradas etiquetadas con Club Bildenberg en Victimología social, "blaming the victim", teoría social, religión, Derecho y crítica legislativa.

A %d blogueros les gusta esto: